Stan Popescu

"'El hombre-vulgo tomado individualmente es "tibio", una persona cándida, insubstancial, anodina, banal e insípida.Considera que toda exigencia a nivel intelectual, cultural y moral significa una mera pérdida de tiempo o bien, algo que con nada contribuye al bienestar personal".

"El hombre-vulgo asocia la idea de libertad con la de impunidad"