¡Somos más!

A diferencia de lo que cada mañana señala un "merolico" desde uno de los salones de Palacio Nacional, los mexicanos somos una sola nación. Somos la fusión de la valentía de los pueblos indígenas y la fe, gallardía y visión de los españoles que vinieron a unir lo mejor de dos mundos.

Somos esa solidaridad y amor al prójimo que emana cada vez que un desastre natural golpea a nuestro territorio y población. Porque no importa la magnitud de los terremotos, huracanes e inundaciones, siempre estamos dispuestos a tender la mano hacia nuestros hermanos más afectados sin ninguna distinción, para juntos, salir adelante y levantar de las cenizas a nuestro México querido las veces que sean necesarias.

Somos esa unidad del 19 de septiembre de 1985 y del 2017, luego de los sismos que estremecieron las entrañas de nuestro país.

Por nuestras venas corre sangre de guerreros, que a pesar de los pesares (gobiernos y políticos), vencen una y mil veces las dificultades, y demuestran a cada palmo, la grandeza del pueblo mexicano.

Somos ese orgullo que acelera el palpitar de nuestros corazones cuando entonamos el Himno Nacional y veneramos a nuestro Lábaro Patrio.

Somos esa fortaleza que resiste cada huracán, cada incendio y cada embate del enemigo para socavar la libertad por la que tanto lucharon nuestros héroes patrios, como Agustín de Iturbide y otros tantos.

Somos la valentía de cada militar que ofrece su vida a México para defender su soberanía y libertad.

Somos esa visión de todos los buenos empresarios que despiertan todos los días pensando primero en "la familia de su gente", en la prosperidad de su nación y comunidad.

Somos el profesionalismo y la ética de cada médico y enfermera que sacrifica horas de sueño para salvar vidas y cuidar con caridad a cada uno de sus pacientes.

Somos la integridad de aquellos policías que ponen en riesgo su vida diariamente para combatir al crimen.

Somos ese esfuerzo del padre de familia que sale cada mañana a buscar el sustento de sus hijos y esposa.

Somos esas ganas de superación del estudiante que se prepara y aprende para poder sobresalir y aportar su granito de arena para lograr un México mejor.

Somos la sonrisa y alegría de todos los niños que, con el tiempo, recibirán la estafeta para comandar el futuro de nuestro país.

Somos más los que trabajamos, los que luchamos por salir adelante, ser mejores personas y los que buscamos preservar nuestros valores.

Somos más los que vislumbramos un México glorioso, bajo los ideales de Patria, Unión y Libertad.

Por eso, evitemos la confrontación y la división, hagamos oídos sordos al palabrerío hueco. ¡Tenemos que despertar!, ¡Nosotros somos más!, enfoquemos nuestras fuerzas en proponer, unificar y dignificar a nuestra nación.

DLB