¡ POR SUS FRUTOS… !

-No, no, no... Juan Cisneros. No se dice "Trum", se dice "Trump"... Es momento de que le demos oportunidad al lenguaje de expresar la idea, clara y concreta de lo que se quiere decir. Poseemos una de las lenguas más hermosas, claras y contundentes para llamar a los cosas, ideas y pensamientos de una forma correcta... Así que háganse a la idea de hablar correctamente nuestra lengua...

A propósito de tu pregunta, Trump no es un presidente que está contra los mexicanos; lo del muro y los migrantes no son disposiciones para atacar a nuestro país, es una política para proteger al suyo.

-Pero Profe... -replica Juan Cisneros- si en la tele hablan mucho de esto calificándolo de antimexicano.

Don Marcos Fuentes d la Barca sacó un pañuelo blanco de su bolsillo y se limpió el sudor que el calor produce en esta época del año, acomodándose los lentes en el puente de la nariz respondió al cuestionamiento del preguntón Juan Cisneros.

-Ajum, ajum... -dijo don Marcos-. El asunto del muro es una decisión política para frenar la invasión de centroamericanos, y mexicanos y tratantes de personas hacia los Estados Unidos. Es una nación tolerante... pero se han pasado de la raya. Las migraciones desde el sur hacia los Estados Unidos están promovidas por el Globalismo de izquierda radical...

-Oiga Profe -pregunta Hércules Pérez- ¿Qué es eso que dice del Globalismo?

El Profesor Marcos volvió a secarse el sudor de la frente y mirando profundamente a Hércules, le responde:

-¡No es de personas educadas interrumpir!... Pero para no dejar algún concepto sin entender, es justo que te explique lo siguiente: el Globalismo es una idea geo-política que pertenece a la Reingeniería Social que... ¡Calma, calma! Ahora explico eso de la Reingeniería Social. Hace más de setenta años, después de la Segunda Guerra Mundial, los magnates que manejan el dinero de todo el mundo hicieron un plan para ya no tener que depender de las decisiones políticas de los gobiernos y decidieron tener, a través del dinero, el poder de todo el mundo. Obviamente no lo hicieron de un día a otro y fraguaron un plan para hacerlo en algunas décadas.

-¡Oooh!... -exclamó el salón mientras don Marcos pasaba saliva para refrescarse la garganta... Así -continuó don Marcos-... Hicieron el plan para cambiar el sentido de las palabras y entender de una forma diferente de lo que antes se entendía... ¿Entendieron?

Al unísono el salón respondió:

-¡Nooo!...

-Bueno, bueno, les voy a poner un ejemplo: Antes, la libertad se entendía como la capacidad humana de obrar según la propia voluntad... o sea, que no eras un esclavo, ni impuesto al deseo de otras personas de forma coercitiva... y el límite de la libertad terminaba donde empezaba la libertad de los demás... ¿Entendieron?

-Mmh, eeh, mmh -murmulló el salón.

-Bueno, para que entiendan, primero planearon una fase emotiva que no es otra cosa que la manipulación de los sentimientos como la compasión, la ira y la simpatía. Por ejemplo, la compasión se despierta presentando casos extremos que tienen mucho impacto. Si se quiere que la opinión pública se inclina a favor del aborto, te presentan casos de un abuso brutal, que te hace preguntarte: "¿Está condenada esta mujer por seguir con su embarazo? -Aquí continuó don Marcos-. Nadie se pregunta de los derechos del niño que no ha nacido, ¡todo se limita a ver el rostro de la mujer golpeada y abusada! La ira se despierta presentando casos de historias recientes de las brutalidades contra este sector de la población... para convertir este sentimiento en un modelo social. ¿Entendieron?

-Mmh, eeh, mmh. Sí, sí...

- Así -dice don Marcos-... al tiempo, ya que hayan "ablandado" a la gente al terreno de la duda y haber simpatizado con las abusadas, formalizan legalmente el aborto... Esto es la Reingeniería Social y abarca todos los ámbitos de la vida. Es como cambiarte un chip; ¡lo que antes era un pecado, ahora es un derecho!... Y fustigan a la religión que es la guardiana de la Moral, basada en el depósito de la Fe.

-¡Oooh! ... -exclamó el salón-. ¿Y eso del Globalismo, Profe? -preguntó Hércules Pérez.

El Profesor limpiaba sus lentes y se apresuró a decir:

-El asunto es que la Reingeniería Social conviene al Globalismo. Esto quiere decir que lo impondrían a fuerzas en todo el mundo convenciendo, mintiendo y repartiendo dinero a todos los gobiernos para que apoyen estas propuestas, y de esta forma, el concepto sería global y la gente no le quedaría otra opción más que acatar las leyes que impondrán con graves sanciones a los que la cuestionan.

El tema era un poco complicado pero el salón estaba atento y comprendía el fondo del asunto.

-Así -continuó don Marcos- han manejado la migración como un derecho del ciudadano universal han convencido con dinero a la gente de "tener el derecho de migrar sin que nadie se interponga". Es como si de un pueblo vecino se viniera a San Pedro una mayoría de sus pobladores para instalarse en tu casa con el argumento de que tienen el derecho de vivir en tu hogar y tú no tienes el derecho de expulsarlos, porque tu casa tiene un huerto, está junto al río y tiene todo lo que se necesita para vivir sin trabajar. ¿Entendieron?

-Sí, Profe -exclamó el salón-... Ya hemos entendido lo del muro de Trump.

Don Marcos iba a seguir hablando cuando el timbre hizo "ring-ring" y los alumnos salieron en tropel, dejando pensativo a don Marcos, pensando para sí: Es tan complicado entender estas cosas porque en estos tiempos de Reingeniería Social, es una realidad... ¡Todo mundo piensa en sus derechos, pero pocos en sus obligaciones! ¡A ver si no me sancionan por hablar de este tema, tan prohibido por la SEP!